• Nacional

    13 de julio de 2020

    ATE denunció violencia policial en todo el país durante la cuarentena

    Las fuerzas de seguridad, exacerbadas con las medidas de control, refuerzan su sesgo clasista y racista con el objetivo hacer cumplir el aislamiento.

    ATE Nacional envió una nota formal a la Ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic, a la Ministra de Justicia y Derechos Humanos Marcela Losardo, y al Secretario de Derechos Humanos Horacio Pietragalla, con el objetivo de denunciar y visibilizar el gran incremento de hechos de violencia policial y de otras fuerzas de seguridad en todo el país durante la pandemia, con características arbitrarias y abusivas. Al mismo tiempo, ATE se puso a disposición de lxs funcionarixs para entablar un camino de diálogo que busque terminar con estos abusos de autoridad.

    A continuación, el texto de la nota:

    “Desde el inicio de la cuarentena, en gran parte de nuestras provincias se han registrado e incrementado gravísimos hechos de violencia policial y otras fuerzas; aunque no cuenten con la promoción o un aval explícito - del uso irracional de la fuerza - de una Ministra de Seguridad o de un Presidente, como lo fue en la gestión macrista”.

    “Fuerzas de seguridad, esenciales y sin cuarentena, que parecen haberse exacerbado con las medidas de control y “cuidado” reforzando el sesgo de clase y racista con el objetivo de asegurar “el cumplimiento” de las medidas de aislamiento. Fuerzas con una organización y funcionamiento anacrónicos, desde recuperada la democracia”.

    “Florencia Morales fue hallada ahorcada en la Comisaría 25º de Santa Rosa de Conlara de San Luis, horas después de haber sido detenida por andar en bicicleta y no contar con su DNI. Policías de la comisaría de Monteagudo de Tucumán, participaron de un operativo irregular para impedir que se realice una carrera de caballos. Asesinaron a Luis Espinoza y ocultaron el cuerpo para encubrir el crimen, que a la semana aparece en Catamarca. En Fontana-Chaco policías de la provincia irrumpieron, varios de ellos sin uniforme, en la vivienda de una familia qom, golpeando a adultxs, jóvenes y niñxs, sin orden de allanamiento. De acuerdo lo denunciado ya en la Comisaría 3era., lxs jóvenes, entre ellxs dos mujeres, una menor de edad, fueron encerradxs en una pieza donde lxs torturaron y amenazaron con prenderlxs fuego, abusando y agrediendo sexualmente a ambas mujeres. En la provincia de Buenos Aires, Facundo Astudillo Castro desaparecido desde el 30 de abril. Salió de su casa en Pedro Luro con destino a Bahía Blanca, testigos declararon haberlo visto ese mismo día, cuando era subido a un patrullero en la localidad de Mayor Buratovich. El viernes pasado Lucas Nahuel Verón, en el día de su cumpleaños, agentes de la policía bonaerense lo persiguieron y fusilaron en La Matanza. Y en pocas diferencia de horas, muere en Chascomús Raúl Dávila por un incendio en la celda de la comisaría local, estaba detenido por resistencia a la autoridad. La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunció que en la provincia de Buenos Aires, en el mes de junio se produjeron 18 muertxs por uso de la fuerza - una persona cada 40 horas -, siendo la mayoría: varones, jóvenes y pobres”.

    “Si bien ante ésta y/u otras situaciones de violencia policial/estatal, los poderes ejecutivos definieron distintas políticas de intervención, desde acompañar a las familias, repudiar las situaciones, separar a lxs agentes sospechadxs y hasta constituirse como querellantes; no alcanza, y la violencia policial debe detenerse ya”.

    “En esos y otros hechos que se han conocido tuvieron participación de policías federales, provinciales, locales, gendarmería y servicios penitenciarios; visibilizando una vez más prácticas de características arbitrarias y abusivas con un alto nivel de violencia estatal. Hostigamiento, detenciones no registradas, procedimientos con personal de civil, allanamientos violentos e irregulares, malos tratos, torturas, muertes de detenidxs en comisarías, asesinatos, desapariciones; prácticas todas, que configuran gravísimas violaciones a los derechos humanos”.

    “Es necesario y urgente superar por parte del/los ejecutivos las intervenciones particulares, y asumir que se torna imperante una reforma estructural en las policías. En ese sentido, cobra relevancia en éste momento el de asumir ese compromiso político, federal y de manera prioritaria, trazando una agenda de trabajo valiéndose además del aporte, experiencias y conocimientos de organizaciones y organismos de derechos humanos vinculados a la temática”.

    “Reafirmamos nuestro rechazo a la violencia policial/estatal y condena a la violación de los derechos humanos y exigimos justicia e investigaciones rigurosas y efectivas para cada uno de los hechos denunciados”.

    Prensa ATE


    Relacionados