• Mendoza

    30 de junio de 2020

    ATE repudió las mentiras difundidas por el intendente de la Capital

    Las medidas de fuerza habían sido comunicadas al Ministerio de Trabajo de la Nación, a la Subsecretaría de Trabajo de la provincia y al municipio.

    La ATE- Mendoza repudió el comunicado de prensa emitido por el intendente de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suárez. ATE consideró “falaz, tendencioso y que falta a la verdad”, lo vertido por Suárez en el mismo.

    En su respuesta el CDP señaló que “rechazamos este intento de judicializar un legítimo reclamo que llevan adelante los trabajadores Municipales de Capital, con medidas de fuerza debidamente comunicadas en todas las instancias y que hacen uso pleno de sus derechos, como lo es la retención del débito laboral. Vale aclarar que dicha retención implica la permanencia pacífica de los trabajadores en sus distintos lugares de trabajo”.

    Las medidas de acción directa fueron oportunamente comunicadas al Ministerio de Trabajo de la Nación, a la Subsecretaría de Trabajo de la provincia y al propio municipio. También se subraya que las mismas se hicieron dentro del respeto por la normativa que regula la pandemia, desde nuestro gremio presentamos un Protocolo de Medidas de Bioseguridad COVID 19, que seguimos en cada medida gremial que realizamos, cuidando el distanciamiento social y utilizando los elementos de higienización pertinentes.

    Asimismo ATE denunció haber sufrido represión por parte de la Policía de Mendoza. “Tras la marcha nos encontramos con compañera golpeados y compañeras heridas por forcejeos y gases lacrimógenos recibidos”. ATE denunció que esa respuesta policial se dio en el marco del desalojado en el predio de la UCIM, expulsando a los trabajadores y dejándolos fuera de su propio lugar de trabajo.

    Sobre esto aclara el CDP “en ningún momento se impidió el ingreso y egreso de vehículos, como de trabajadores. En todo momento, la medida de fuerza convocada fue optativa para los compañeros, donde la mayoría de ellos quisieron adherir y la minoría que no quiso, quedó en total libertad de ingresar y cumplir con sus tares laborales”.

    Asimismo denunció que durante el nuevo intento de represión sufrido en la madrugada del sábado 27 de junio se procedió nuevamente a reprimir a los trabajadores y expulsarlos de su lugar de trabajo. “Estos lamentables hechos represivos fueron denunciados en la Comisión de Derechos y Garantías de la Legislatura Provincial. Denuncias que también fueron presentadas por nuestro Consejo Directivo Nacional en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Argentina”, agrega.

    Para ATE “violencia es tener trabajadores con salarios de hambre, cuyo básico ronda los $10.000 y no alcanza para cubrir los costos de la canasta básica alimentaria”, “violencia es no convocar al diálogo y reprimir a los trabajadores, que reclaman en su pleno derecho por un salario digno, avasallando derechos individuales, colectivos y constitucionales de los mismos”.

    El gremio ratificó la convocatoria a una nueva jornada de lucha para este jueves 2 de julio, que encontrará movilizados en las calles a trabajadores de todos los sectores que representamos (Salud y Desarrollo Social, Administración Central, Educación y Municipales).

    ATE Mendoza


    Relacionados