• Nacional

    24 de febrero de 2020

    “Fue genocidio planificado por muchos, no la inconducta de unos pocos”

    El Presidente Alberto Fernández calificó como “inconducta” el proceder de “algunos” integrantes de las Fuerzas Armadas en la dictadura.

    En un acto realizado en Campo de Mayo donde se despidió a Cascos Azules argentinos y argentinas que viajarán a Chipre cumpliendo una misión de contribución a la paz, el Presidente de la Nación Alberto Fernández calificó como “inconducta” el proceder de “algunos” integrantes de las Fuerzas Armadas y pidió “dar vuelta la página”. En el acto estuvo presente el Ministro de Defensa Agustín Rossi.

    Tras estos hechos Emiliano Hueravilo, hijo de Oscar Hueravilo y Mirta Alonso, primer nieto recuperado de la ex ESMA por su Abuela Eliana Saavedra y su Abuelo Oscar Hueravilo, y Secretario de Derechos Humanos de la CTA Autónoma y de ATE Provincia de Buenos Aires, expresó: “El pueblo ha demostrado en las calles masivamente que no abandona la lucha por Memoria, Verdad y Justicia. A la avanzada de la impunidad durante el Gobierno de Macri, con la promoción de leyes de 2x1 y beneficios de domiciliarias para represores, se respondió con multitudinarias movilizaciones que revirtieron esa definición política. Y no sólo con personas particulares, sino con acciones ejercidas desde el Estado a las que ya hemos dicho claramente ‘Nunca Más’, y así lo demostró el pueblo movilizado en todo el país por Julio López, Santiago Maldonado, y Rafael Nahuel, como ejemplos más emblemáticos”.

    Hueravilo amplió: “No fue inconducta de de unos pocos, como dijo el Presidente, fue genocidio planificado, donde participaron muchos: Militares, civiles, eclesiásticos. Ni si quiera condenando a todos los genocidas a cárcel común, perpetua y efectiva daríamos vuelta la página. Tampoco cuando encontremos a todos los hijos e hijas apropiados que no conocen su identidad. Ni siquiera si algún día se materializan los ideales que movilizaron a las y los 30 mil y nos movilizan a quienes seguimos transitando la lucha por la justicia social, por que ningún niño o niña pase hambre, por que exista un país con pleno empleo… Ni siquiera allí daríamos vuelta la página, porque eso implica dejar atrás, olvidar, y nosotros no olvidamos, no perdonamos y no reconciliamos. La memoria no se apaga, el legado es nuestra historia, nuestro presente y nuestro futuro, por eso decimos siempre: 30 MIL COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS DETENIDOS DESAPARECIDOS, ¡PRESENTES! AHORA Y SIEMPRE. VENCEREMOS”.

    Prensa ATE


    Relacionados