• Neuquén

    16 de enero de 2020

    Neuquén: No hay intervención, sino cumplimiento de la ley y del mandato de lxs trabajadorxs

    Las diferencias de carácter político ya fueron saldadas por el voto de las y los afiliados.

    Frente a los recurrentes intentos de desinformar y confundir a las y los estatales llevados adelante por algunos dirigentes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en la provincia de Neuquén, resulta necesario aclarar que el Consejo Directivo Nacional no determinó ninguna intervención en esa jurisdicción sino que, por el contrario, decidió hacer cumplir la ley y acatar el mandato conferido por las y los afiliados del sindicato de todo el país.

    “No debemos permitir que nadie nos confunda. En Neuquén no hay ninguna intervención. Por el contrario, hemos decidido hacer cumplir la ley y acatar el mandato que nos dieron con su voto los trabajadores y trabajadoras en la últimas elecciones, realizadas el pasado 7 de agosto”, señaló Rodolfo Aguiar, Secretario Adjunto de ATE Nacional, que agregó: “Es evidente que hay dirigentes que se muestran desesperados y acuden al uso de la violencia, los agravios y las descalificaciones porque consideran que si se crean nuevas Seccionales, ellos perderán poder. Pero se equivocan: Lo que pueden perder son privilegios, ya que el poder siempre está en las y los trabajadores”.

    “Estamos muy concentrados en nuestra gestión y en cumplir con el cercano objetivo de ser el sindicato mayoritario en la administración. No nos van a mover ni un centímetro de nuestra decisión de seguir dotando de autonomía política y financiera todos los territorios donde se organicen los trabajadores”, manifestó el Secretario Adjunto.

    “No se puede participar de una reunión ordinaria del Consejo Nacional, votar y luego no acatar lo resuelto por la mayoría. Me parece que más que debatir sobre intervenciones, en el caso de Neuquén hay que revisar si el accionar de algunos dirigentes es democrático o no”, apuntó Aguiar.

    Durante el año 2018 se crearon 22 Seccionales en distintas regiones de la Argentina, con el objetivo de que las mismas sean incluidas en la convocatoria a los comicios generales llevados a cabo el último 7 agosto y sus autoridades fueran elegidas durante esa jornada de votación en todo el país. Cabe aclarar que la conducción de ATE Neuquén fue la única que realizó una presentación para que no se creen Seccionales en su territorio y que, finalmente, el ex Ministerio de Producción y Trabajo, actual Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, resolvió rechazar esa pretensión y ratificar que la facultad de determinar la apertura de Seccionales es resorte exclusivo del Consejo Directivo Nacional de la entidad sindical.

    La autoridad laboral fundó su resolución, entre otras normas vigentes, en el Artículo 3 del Estatuto de ATE, que señala que la Conducción Nacional deberá propender a la creación de Seccionales, Delegaciones y Juntas Internas; y en el Artículo 35, que establece las funciones del Secretariado Nacional, haciendo referencia en su Inciso 5, Apartado B, que indica tal potestad recae en la Secretaría de Organización.

    Llama la atención la persistente negativa que muestran algunos sectores para descentralizar el poder administrativo y económico de la organización, privando a las y los afiliados de ámbitos de organización que resulten eficaces para defender sus derechos, salarios y condiciones laborales.

    La creación de Seccionales es una política clara definida por la Conducción Nacional y ratificada por el voto directo y secreto de los estatales en las últimas elecciones generales, aunque en el caso de Neuquén hay elocuentes ejemplos de que las mismas son una necesidad imperiosa de los trabajadores y, entre ellos, podría referirse lo que ocurre en una ciudad como la de San Martín de los Andes que, a pesar de contar con más de 1.000 afiliados, depende de una cabecera que se encuentra en otra localidad. Otro ejemplo podría ser el de los trabajadores y trabajadoras de la Planta de Agua Pesada (Arroyito), que directamente no tienen Seccional.

    Desde el Consejo Directivo Nacional se procedió, en las 5 Seccionales aludidas, a designar ‘Delegados Normalizadores’, porque si así no lo hubiese hecho estaría incumpliendo con funciones esenciales como son las de garantizar la continuidad institucional, orgánica y jurídica en cada una de ellas.

    Prensa ATE


    Relacionados