• Catamarca

    9 de enero de 2020

    Se extiende el conflicto salarial y laboral en municipios del interior

    En Recreo sigue el paro y en Valle Viejo fracaso la conciliación obligatoria.

    A los despidos que se suceden en Recreo y  Valle Viejo, un nuevo conflicto se abre en municipios de la provincia, con los aumentos que se han otorgado funcionarios del Andalgalá y Fiambalá, sobre los que quedan fuera la/os trabajadora/es municipales. 

    En Andalgalá el conflicto comenzó el último fin de semana luego que fuera publicada la disposición del Concejo Deliberante de autorizar un fuerte aumento salarial para el intendente y la planta política municipal. 

    La disposición salarial fue cuestionada por el titular de la ATE provincial, Ricardo Arévalo, quién considero como “inaceptable” el aumento casi auto otorgado por la comuna “cuando la mayoría de la/os compañera/os  perciben salarios por debajo de la línea de pobreza”.   

    En este sentido Arévalo adelantó que si no hay una marcha atrás con el aumento desde ATE se dispondrán medidas de fuerza por una situación que consideran “sectaria y discriminatoria hacia el personal municipal”.  ´

    La denuncia gremial realizada en Fiambalá ocurre por un  hecho similar, que fue el aumento descomunal del salarios, que en el caso de la intendente, Roxana Paulíon, llega al 100%, a su planta política (entre el 65% y el 80%) y del 90% para la/os nueva/os concejales, impuestos en una ordenanza por el saliente titular de ese cuerpo deliberativo y como el caso anterior, dejan fuera al trabajador/a municipal, cuyo salario promedia los 14.000 pesos mensuales.

    Ante esta situación la ATE local dispuso declarase en estado de asamblea permanente y analiza los próximos pasos a seguir que ya tiene un primer reclamo y es haber elevado una nota para que a la/os trabajadora/es municipales se les otorgue un aumento salarial en los mismos términos que el recibido por la intendente, Paulón.   

    Recreo y Valle Viejo

    La ATE Recreo continua movilizándose en el marco de los reclamos por la reincorporación de unos 150 trabajadora/es cesanteada/os. Además denunció que el municipio pretende desarticular el reclamo con promesas de otorgamiento de becas y otras designaciones que no rompen con la precariedad laboral. 

    En el caso de Valle Viejo se celebró una nueva reunión conciliatoria donde ATE volvió a reclamar la reincorporación de los despedidos. En lo que respecta a esa ciudad el gremio acaba de denunciar que se quitaron los relojes donde se marca el ingreso al trabajo. Esta maniobra fue denunciada ante la Dirección de Inspección Laboral (DIL), ante quién se pidió sanciones por el accionar del municipio.    

    Prensa ATE


    Relacionados