• Córdoba

    24 de julio de 2019

    Pesar por el fallecimiento de un trabajador en la SAF

    Otro caso extremo de precarización laboral que muestra la política del gobierno nacional con los trabajadores.

    La ATE- Córdoba expresó su pesar por el fallecimiento del compañero Osvaldo Arano, trabajador administrativo de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, que murió el pasado viernes 19 de julio, cuando se encontraba en su lugar de trabajo, en horas de la mañana.

    Sus compañeros lo recuerdan como un trabajador que siempre estuvo dispuesto a dar una mano, que puso todo lo que estaba a su alcance para aportar a las soluciones, generoso, considerado, gran compañero, siempre con una sonrisa, con buen trato, atento a escuchar y a colaborar.

    “Luchamos juntos, y cuando nos despidieron a muchos, estuvo firme a nuestro lado, tanto en la durísima situación de estar en la angustia de quedar sin trabajo, como en la certeza de perderlo cuando nos sucedió. Historias que duelen, aunque le pase al compañero. Queremos acercar abrazos grandes a su familia, a sus afectos, de parte nuestra, sus compañeros de trabajo. Queremos compartirles el afecto que nos inspira Osvaldo, los abrazamos en este momento tan triste y difícil”, lo recordó la delegada de ATE del sector, Ariatna Arrigoni. 

    Arano murió sin que recibiera la atención médica necesaria debido a que, a pesar de tener 11 años de antigüedad como trabajador, sufría la peor de las precarizaciones que viven los estatales durante este gobierno de Mauricio Macri. A consecuencia de esta situación contractual no gozaba de ART que pudiera proveer un servicio de emergencia en el lugar de trabajo.

    En consecuencia, al sufrir el viernes pasado un ataque cardiaco no pudo recibir la atención médica a tiempo que le hubiera salvado la vida.

     

    Falta de atención médica

    En primer término, al verlo sufrir un ataque cardiaco, sus compañeros llamaron al servicio municipal 107 que se negó a concurrir al lugar aduciendo que solo atiende casos que se producen en la vía pública; posteriormente llamaron al servicio de emergencia privado de otro compañero, rogándole que se acercara a atender a Osvaldo pero la empresa se negó por no ser afiliado.

    Finalmente, llamaron a la policía, que a su vez se comunicó con el servicio 107, que finalmente se apersonó en la oficina de la SAF, ubicada frente a la Plaza de las Américas, en avenida Ambrosio Olmos 1142. 

    Pero lamentablemente los médicos llegaron media hora después y no lograron revivir al compañero. Los intentos de reanimación fueron infructuosos.

    La seguidilla de hechos da cuenta de la situación que atraviesan miles de estatales como resultado de las políticas de precarización y explotación laboral vigentes bajo el mandato de la actual administración nacional. 

    Precarización

    Arano se desempeñaba bajo la figura de contrato 1109 -ex ArgenINTA- desde enero pasado. 

    Se trata del peor régimen de trabajo en el Estado que es el de locación de servicios, un modelo de contrato que prevé el mayor régimen de desprotección vigente, en tanto los trabajadores no gozan de seguro, ni ART, ni aguinaldo ni vacaciones pagas. “No tienen absolutamente ningún derecho laboral. Se entiende que quien está encuadrado bajo este tipo de contratos es un profesional que factura su servicio sin relación de dependencia”, describió la abogada de ATE- Córdoba, María Terragno.

    Significa, según agregó la letrada que “no tendría jefe ni horario ni cumplir órdenes. Pero con 11 años de antigüedad es  evidente que al compañero no le correspondía”.

    “El contrato 1109 es el emblema del fraude laboral en Argentina y más grave aún que lo aplique el Estado, que debería velar por el cumplimiento de la legislación laboral y protectoria con los trabajadores”, concluyó Terragno.

    ATE Córdoba


    Relacionados