• Nacional

    24 de mayo de 2019

    ¡Hasta la victoria siempre, Alejandro Cabrera Britos!

    Artista callejero, músico, militante de ATE, luchador por los Derechos Humanos, murió producto de un accidente vial.

    Alejandro Cabrera Britos falleció ayer en un accidente vial en la Ruta Nacional Nº8, a la altura del kilómetro 173,500. Era de Pergamino, delegado de ATE SENASA desde 1999, artista callejero, músico saxofonista, y principalmente, un luchador  “por el derecho de las personas a ser felices”, como él mismo lo expresaba.

    “Trato de estar bien, como se pueda, sobretodo vibrando y tratar de que los demás vibren y sepan que tenemos derecho a ser felices”, se definió en algún momento.

    Alejandro le ponía vientos a Jamaicaderos, Pezones Cardozo y Mavirock, y estaba al frente del FAAO (Frente de Artistas Ambulantes Organizados), desde donde defendía el derecho al arte en calles, plazas, subtes buses y trenes.

    Desde ATE Nacional lamentamos su partida y expresamos nuestra solidaridad con sus amigxs, compañerxs y familiares en este momento de profunda tristeza por la partida de un imprescindible.

    Sus redes sociales se inundaron de mensajes  de cariño, reivindicando su memoria. Sus compañerxs de SENASA manifestaron: “Profundo pesar por el fallecimiento de Alejandro Cabrera Britos. Ale aparte de delegado del Senasa en el Laboratorio de Martínez, era un militante por los DD.HH., un artista callejero, y un tipo muy reconocidos por su solidaridad permanente a las y los luchadores procesados. ¡Una tremenda perdida para todxs nosotrxs! ¡Siempre estará presente en cada lucha! ¡Ahora y siempre! Desde la Junta Interna de Delegados de ATE Senasa manifestamos nuestro profundo pesar y acompañamos a sus compañeros y familia en este momento”.

    “Ese compañerazo luchaba en todos los aspectos de la vida: Por la cultura en las calles con la Música en la calle No es delito -FAAO, en el Senasa junto a sus compañerxs, por los pibes asesinados en Pergamino Justicia x los 7, y a pesar de las broncas, siempre tenía una sonrisa para compartir, una banda que recomendar y un abrazo sincero para celebrar la vida”, contaba otro compañero. 

    Prensa ATE


    Relacionados