• Córdoba

    17 de mayo de 2019

    Resoluciones judiciales ordenan la reinstalación de delegados de ATE despedidos

    La resolución va en línea con lo resuelto en la restitución de los aportes sindicales en la Municipalidad de Cruz del Eje.

    Los compañeros Fernando Picco y Facundo Sarry, delegados de la Fábrica Militar de Villa María y la Subsecretaría de Agricultura Familiar, respectivamente, se beneficiaron con sendas medidas cautelares que ordenan la  reinstalación en el lugar de trabajo, después de ser cesanteados sin base legal por el gobierno de Mauricio Macri.

    Es un nuevo logro del equipo jurídico de ATE- Córdoba, en línea con lo informado respecto a la restitución de los aportes sindicales en la Municipalidad de Cruz del Eje. Ahora, dos delegados despedidos, a pesar de que gozan a la tutela sindical protectoria, deben ser reinstalados en sus respectivos puestos de trabajo, de manera de garantizar el derecho de sus compañeros a contar con representación gremial. 

    O sea, la Justicia no solo protege al delegado sino también a los trabajadores que lo eligieron para cumplir el rol de representación, establecido en el artículo 14 BIS de la Constitución.

    En el caso del compañero Fernando Picco, se trata de un delegado que integra el Comité Mixto de Salud y Seguridad Laboral de la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos de Villa María, que fue despedido en agosto de 2018. La medida cautelar ordena al Ministerio de Defensa a cumplir inmediatamente, bajo pena de multa diaria. 

    Vale señalar que este compañero cumple una función central en la la fábrica, debido a la actividad que se desarrolla en el sector. La orden judicial fue emitida por la justicia del trabajo con sede en la ciudad de Buenos Aires ya que allí tiene domicilio legal la Dirección General de Fabricaciones Militares.

    En tanto, Sarry es reinstalado por otra medida cautelar -emitida por el Juzgado Federal Nº3 de Córdoba- ya que tiene mandato como delegado de Agricultura Familiar desde 2017 y hasta octubre de este año, por lo cual está cubierto por la tutela sindical que incluso se extiende a una año más desde el día que finaliza su mandato. El compañero se desempeña en la sede de Córdoba Capital, uno de los organismos más castigados por la gestión macrista y tiene como fin asesorar y ayudar en procesos productivos a pequeños productores rurales.

    El sector integra la Secretaría de Agroindustria, que preside el ex presidente de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere, más interesado por los grandes pooles de siembra que en el destino de los pequeños productores de Córdoba. 

    Toda la normativa laboral vigente y los tratados internacionales en materia laboral, como los convenios de la OIT, avalan los reclamos de ATE, lo que explica los sucesivos fallos en favor de los trabajadores que viene obteniendo nuestra organización.

    ATE Córdoba


    Relacionados