• CLATE

    15 de abril de 2019

    Sindicalistas se reunieron en Porto Alegre en defensa de la previsión social

    La 1ª Jornada Internacional en Defensa de la Previsión Social se realizó este viernes en Rio Grande do Sul.

    La Confederación de Servidores Púbicos de Brasil (CSPB), la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) de Chile y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Argentina, integrantes de CLATE, estuvieron presentes en la 1ª Jornada Internacional en Defensa de la Previsión Social, que se realizó este viernes en la Asamblea Legislativa del estado de Rio Grande do Sul.

    Más de 400 personas, entre especialistas en materia previsional y dirigentes sindicales de la región, se dieron cita este viernes 12 de abril en la ciudad de Porto Alegre para intercambiar experiencias sobre los modelos de previsión social implementados en América Latina.

    En particular, se analizaron las consecuencias del modelo de capitalización individual que se intenta imponer en Brasil mediante la reforma previsional del gobierno de Jair Bolsonaro. Los participantes coincidieron en que esa Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC/2019), que tramita en el Congreso Nacional, es “una tragedia anunciada”.

    La 1ª Jornada Internacional en Defensa de la Previsión Social estuvo encabezada por el director de Relaciones Internacionales de la Confederación de Servidores Públicos de Brasil y secretario general adjunto de la CLATE, Sergio Arnoud, quien fue el anfitrión del evento.

    Arnoud estuvo acompañado por el presidente de la CSPB y vicepresidente 1º de la CLATE, Jõao Domingos Gomes dos Santos, quien afirmó que la reforma previsional impulsada por el gobierno brasileño es “implacable y cruel con la población más pobre, las mujeres, los trabajadores del sector públicos, de la iniciativa privada y rurales”.

    “Es el intento de imposición del cambio más brutal de nuestro modelo de nación. Ni siquiera la dictadura militar se atrevió a tanto, en el sentido de eliminar todas las atribuciones y responsabilidades económicas y sociales del Estado”, afirmó Domingos.

    Sin embargo, el dirigente dejó claro que, pese a los intentos del gobierno de debilitar a las organizaciones sindicales, “los trabajadores estamos fuertes, firmes y unidos en la defensa de un país próspero y socialmente justo. Vamos a resistir”.

    La trágica experiencia chilena

    Orietta Fuenzalida Reyes, vicepresidenta de Previsión y Seguridad Social de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) de Chile, fue la encargada de hablar de las consecuencias del sistema de capitalización individual, que rige en su país desde la dictadura de Augusto Pinochet.

    “De no haber sido una dictadura, este sistema no se habría implantado”, aclaró la dirigente. “Si le hubiesen preguntado a los trabajadores si preferían un sistema solidario o un sistema de capitalización individual, en el que cada uno tenía que arreglársela por sí solo, obviamente hubieran votado en contra de esa reforma”, sostuvo.

    Fuenzalida explicó que el sistema de las Administradoras de Fondo de Pensión (AFP) fue implantado “por la fuerza y también por el engaño”, mediante una campaña de desprestigio para legitimar las AFP y deslegitimar el sistema de reparto.

    “Se dijo que este sistema iba a dar pensiones superiores a las que estaban dando las cajas de previsión del sistema de reparto. Hoy, más del 75% de las pensiones en Chile son miserables", señaló.

    "También dijeron que el Estado no iba a tener déficit fiscal pagando pensiones, porque el sistema de pensiones se autofinanciaría. Hoy, el 60% de las pensiones las financia el Estado, porque las pensiones son tan bajas que el Estado ha tenido que hacerse cargo a través de distintos subsidios”, añadió Fuenzalida.

    “Los brasileños –concluyó la dirigente– tienen que resistir. Para nosotros es fundamental que ustedes resistan. Y para ustedes es fundamental que nosotros sigamos luchando para establecer en Chile un sistema de reparto. Los sindicalistas tenemos el desafío de poder sacar adelante esta resistencia a la dictadura del capital que pretende aniquilar a la clase trabajadora”, concluyó la dirigente.

    Solidaridad intergeneracional

    También estuvo presente la secretaria de Previsión Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA-Autónoma) y representante del Centro Nacional de Jubilados y Pensionados de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Olivia Ruiz, quien habló de la lucha que llevan adelante los trabajadores argentinos por el 82% móvil y en defensa del sistema previsional de solidaridad, de reparto e intergeneracional.

     “El deterioro que sufre Brasil es el mismo que sufrimos en Argentina, porque son los mismos gobiernos que nos conducen a un sistema, no ya de capitalización como lo conocimos antes, sino a un sistema donde lo primordial es el individualismo, donde cada uno se tiene que hacer cargo de su futuro y donde solidaridad intergeneracional no exista”, señaló Ruiz.

    “Lo que está en juego hoy no es sólo la jubilación actual, es la de todos ustedes, la de las próximas generaciones”, advirtió la dirigente argentina. “La única manera de sortear estos problemas es uniéndonos, colaborando, trabajando juntos para impedir que la capitalización termine con nuestro sistema previsional”, expresó.

    Carta de Porto Alegre

    Al final de la jornada, se aprobó la “Carta de Porto Alegre” con las resoluciones del encuentro. Entre ellas, se destaca la creación del Foro Latino-americano en Defensa de la Seguridad Social.

    Prensa CLATE


    Relacionados