• Córdoba

    12 de febrero de 2019

    Una cautelar ordena reinstalar a un trabajador de FFMM despedido el año pasado

    Se trata de un compañero de la seccional Villa María que se desempeña como vocal de esa comisión directiva.

    A partir de la representación legal de ATE- Córdoba, la justicia laboral ordenó por medio de una medida cautelar que la Dirección General de Fabricaciones Militares reinstale en su puesto de trabajo al compañero Pablo Sebastián Venanzetti, que integra con el cargo de vocal la comisión directiva de la seccional Villa María. 

    La medida revierte el despido ordenando que “que se suspendan, provisoriamente, los efectos de la extinción del contrato de trabajo”.  Vananzetti es un trabajador del Polvorín con 10 año de antigüedad que ahora podrá volver a desempeñarse en su puesto de trabajo, de la misma forma que volverá a ejercer la representación de nuestro gremio en el sector.

    “Para nosotros, obviamente, es un gran triunfo no solo de ATE sino de todos los trabajadores. Incorporar un trabajador injustamente despedido es un gran logro en medio de la tragedia que estamos sufriendo los estatales, tanto a nivel nacional, como provincial y municipal. Esto implica alimentar el espíritu de lucha que tenemos que tener para hacer frente a un modelo de precarización laboral que también viene a terminar con el Estado”, resumió el secretario Administrativo del CDP y trabajador de la fábrica, Walter Secondino. 

    ATE Córdoba


    Relacionados