• ATE

    1 de febrero de 2019

    Secretario general de ATE y CTA Autónoma de Río Negro

    2019: hora de ganar

    2019: hora de ganar

    La elección presidencial 2019 presenta una oportunidad más de poner freno al macrismo. Decimos una más porque las batallas se libran no sólo en las urnas, sino por sobre todo en la calle. Allí donde el pueblo acumula poder y los trabajadores forjamos la unidad esencial. Y este año, a su vez, renovamos nuestra conducción en la Asociación Trabajadores del Estado. Allí también hay una oportunidad.

    Vayamos por parte: en octubre tenemos la chanche de sacar del gobierno a un grupo de empresarios que ha hecho mucho daño transfiriendo riqueza a los monopolios agro-exportadores, empresas mineras y capitales financieros golondrina a costa de los trabajadores: sus fuentes de empleo y el poder adquisitivo de los salarios.

    En el Estado, que para nosotros es resorte igualador de oportunidades, desarrollador productivo y emancipador de la Patria, el macrismo vino a profundizar la destrucción que inició la última dictadura y el menemismo. Cierre de programas, degradación de ministerios, ajuste presupuestario, despido de trabajadores fueron parte de las políticas dirigidas desde Casa Rosada.

    Para ello se valieron de decretos, de la legitimidad que le otorgaron las urnas, por supuesto, y también del acompañamiento legislativo y político que gobernadores opositores le otorgaron aprobando las leyes fundamentales del presupuesto que orientan el timón de la política económica. Asimismo la reforma previsional, el blanqueo de capitales, la reparación histórica a jubilados y el pago a los holdouts.

    La independencia política de nuestro sindicato garantizó su protagonismo en las grandes peleas que dio el pueblo contra el gobierno nacional, los gobiernos provinciales y las intendencias.

    El lema de nuestra conducción “ATE es de los trabajadores, gobierne quien gobierne” es ya un sello y una garantía que construye nuestra agrupación desde 1984. Pero por sobre todo es un compromiso de que las pertenencias partidarias de nuestros dirigentes no nos atan de manos ante ningún funcionario ni candidato.

    Lealtad con nuestros afiliados es la que supimos construir también en Rio Negro, donde garantizamos que no existan despidos en el Estado provincial, conseguimos reincorporar a trabajadores despedidos en el Estado nacional, mantener el poder adquisitivo de los estatales, incrementar adicionales retrasados, poner fin a la precarización laboral con el pase a planta de todos los empleados públicos a diciembre de 2018 y sentar a ATE en el Consejo de la Función Pública, que es la mesa paritaria formal en nuestra provincia.

    Si logramos tener memoria, unidad y espíritu de ofensiva durante los próximos meses, habrá llegado la hora de ganar en el país y en nuestra ATE.

    Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE y CTA Autónoma de Río Negro


    Relacionados