• Nacional

    12 de abril de 2018

    ATE realizó una conferencia de prensa por Fanazul frente al Congreso

    Los trabajadores de la Fábrica Militar dieron detalles sobre el bloqueo que realizan en la entrada de la planta para evitar su desguace.

    En la carpa que ATE instaló el lunes frente al Congreso de la Nación, por trabajo y contra el ajuste, se desarrolló esta mañana una conferencia de prensa en la que estuvieron dirigentes nacionales y provinciales de ATE, junto a los trabajadores de Fábrica Militar de Azul. Los fabriqueros manifestaron que no van a permitir el desmantelamiento de la planta, ordenado por el Ministerio de Defensa, a cargo de Oscar Aguad. Desde ayer, acampan y bloquean los accesos a Fanazul.

    Cabe recordar que el conflicto se inició en enero con el cierre y el despido de 220 trabajadores. Otros 30, de planta permanente, ahora se encuentran en riesgo de despido. El lunes, fabriqueros traídos –bajo presión- desde Córdoba trabajan desmontando las maquinarias.

    Juan Cacace, delegado de Fanazul despedido, resaltó que desde hace dos años resisten el vaciamiento y denuncian la falta insumos, de materias primas y que no se reparan las maquinarias.   “Luego hicieron dos auditorías, en las cinco fábricas de Fabricaciones Militares, una interna y otra con consultoras privadas que arrojaron unos números que al día de hoy no hemos podido ver. Entonces deciden tomar una decisión basada en que no somos funcionales y no damos ganancia”, dijo al reconstruir el accionar gubernamental.

    Tras el cierre, se instaló un acampe en la Municipalidad que lleva 90 días. También hubo puebladas, acciones judiciales, presentaciones de informes, reuniones. Sin embargo, no hubo respuesta.

    Cacace indicó: “El común denominador es un gobierno que no escucha y expulsa trabajadores, con la excusa de que somos improductivos, que cobramos mucho. Hablamos de soberanía, de defensa del país. Estos funcionarios no nos van a entender nunca porque piensan con un concepto de empresa”.

    Marcelo Laporte, también delegado y trabajador de planta, que resistió su despido y el vaciamiento de los `90, expresó: “Hace 24 años que estoy en planta y estos cuatro meses son lo peor que he vivido. Lo peor que hay es entrar a la fábrica y ver a mis compañeros afuera”, relató. “No tenemos que bajar los brazos. Con fuerza la tenemos que sacar adelante”, destacó.

     Vanina Zurita, secretaria general de ATE Azul, añadió detalles sobre lo que ocurre en esa localidad: “En estos últimos días, cuando esperábamos algún resultado tras las últimas reuniones con el Gobierno Nacional, comenzó una estrategia de desguace brutal. Y son tan perversos que mandan a desmantelar a nuestra fábrica a compañeros de otras fábricas. Mis compañeros están bloqueando accesos para que no entre ni salga nadie. Ayer en un gran operativo de la Policía Federal y de la Bonaerense lograron sacar un camión. Ahora, los compañeros atravesaron los autos y bloquearon la tranquera”.

    ATE respalda la resistencia de los fabriqueros

     “Ante esta situación dramática los fabriqueros han tomado una decisión totalmente respaldada por este gremio a nivel nacional y provincial. No vamos a permitir que se retire ningún elemento productivo de la fábrica y la vamos a defender a capa y espada. Estamos defendiendo la soberanía nacional”, dijo Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario General de ATE Nacional, quien participó en representación del Consejo Nacional junto a Silvia León, Secretaria de Organización.

    Godoy responsabilizó al Gobierno de Mauricio Macri porque, señaló, el cierre de Fanazul es un paso más en el desguace de áreas estratégicas del Estado Nacional. También apuntó a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dado que la planta tiene un rol clave para la economía regional del centro de la provincia y para la industria minera en general.

    En efecto, los explosivos que allí se producen son necesarios para abastecer a las canteras instaladas en la zona para la repavimentación de las rutas 3 y 226, una política central del Gobierno de Vidal. También tiene capacidad de abastecer a otros 10 emprendimientos mineros que hay en la región y, por su ubicación geográfica, a otros de Santa Cruz. Incluso las Fuerzas Armadas se expresaron en defensa de la Fábrica por su utilidad para desactivar material bélico. Así lo consignó Oscar de Isasi, dirigente de la ATE bonaerense, en el informe que brindó en la conferencia.

    Para el dirigente, detrás del cierre hay un negocio “impresentable” de importación de explosivos. “Esto no es en beneficio de los argentinos sino de quienes gobiernen”, apuntó.

    Por otro lado, manifestó: “En importante, en este momento cuando los compañeros están en la puerta de la fábrica resistiendo, decirles una vez más que no están solos”, expresó de Isasi. Y agregó: “Se está convocando a compañeros y compañeras a rodear de solidaridad la fabrica. ATE y las 60 seccionales respaldan la decisión de este puñado de compañeros que no se resignan a dejar su puesto de laburo”.

     

     

    Prensa ATE


    Relacionados