• Río Negro

    8 de noviembre de 2017

    ATE se movilizó a la PFA y demandó que cese el hostigamiento a los trabajadores

    En el marco de la protesta el gremio presentó un escrito ante el Subcomisario Martín Quinteros, quién está a cargo de la Delegación.

    Para demandar el cese de todo manejo irregular en la Policía Federal Argentina (PFA), la ATE- Río Negro se movilizó durante la jornada de hoy a la sede en General Roca de la mencionada fuerza policial (Córdoba 1774).

    En el marco de una protesta totalmente pacífica, aunque frente a un fuerte operativo policial sin precedentes en el último tiempo, el Sindicato de los estatales presentó un escrito ante el Subcomisario Martín Quinteros (a cargo de la Delegación) donde se detallaron las acciones irregulares de los miembros de la policía.

    "Se les está yendo la mano. Si no frenan a tiempo podemos tener otro Santiago Maldonado desaparecido en este caso por la Federal", señaló Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río Negro y agregó: "Esta fuerza de Seguridad Nacional está perdiendo el rumbo en la provincia y se aleja cada día más se su función de proteger y servir a la comunidad".

    Para el Sindicato, son notorios los recientes abusos y excesos en el ejercicio del deber, como es movilizar cerca de cuarenta miembros de la fuerza, uniformados y de civil, además de tres vehículos oficiales, para concretar la simple notificación de una audiencia. Como mínimo esto es una operación fuera de lugar que genera un gasto totalmente innecesario, más aún, cuando el Juzgado en el que se encuentra la causa mantiene un diálogo permanente con la asesora letrada del Gremio.

    Procedimientos similares excesivos e ilegales se vivieron en distintos domicilios donde, mediante el uso de calumnias e injurias, se acusó a dirigentes sindicales frente a sus vecinos, vinculándolos con el narcotráfico e indicando que portan y usan armas de fuego de manera ilegal. Estas acciones acarrearon perjuicios significativos a los militantes de la entidad ya que en algunos casos hasta han perdido sus alquileres.

    No deja de preocupar a ATE que la Policía Federal Argentina (PFA), que supo contar con buen concepto general por parte de la ciudadanía, se convierta en el brazo represor de jueces y fiscales de dudoso prestigio, quienes en el último tiempo se muestran más preocupados en perseguir a quienes reclaman mejoras sociales y laborales, que en tratar de encontrar y llevar a la Justicia a los criminales y delincuentes.

    ATE Río Negro


    Relacionados