• ATE

    14 de julio de 2020

    Conflicto IOMA/AMP: forma y fondo

    Opinión: Por Daniel Godoy

    Daniel Godoy es Director IDEPSALUD ATE ARGENTINA Director del Instituto por la Igualdad y la Democracia IPID Co-autor del libro “IOMA democratización o despojo”


    La situación devenida a partir del escalado (y aún no resuelto) conflicto entre el IOMA y la AMP ha generado una situación de aristas complejas. Las asociaciones profesionales y las Sociedades científicas, así como las instituciones privadas de Salud (Clínicas y Sanatorios), se han abroquelado en una actitud compacta manteniendo una especie de “lock out”, ante la invitación a registrarse como prestadoras y prestadores directos al Instituto. Montando un escenario de acusaciones y relatos “caceroleros” (cubanización, pamizacion, etc.) Las flamantes autoridades del Instituto, persisten en confirmar la libertad de elección y la vigencia de los derechos prestacionales de lxs afiliados a partir de desplegar formatos administrativos que permitan eludir la intermediación y mantener las prestaciones. En el medio, y nada menos que en tiempo de crisis sanitaria y social sin precedentes, tiene a las y los afiliados como espectadores sufrientes de este conflicto entre partes. 

    El montaje del conflicto claramente está disparado por una irregularidad detectada a la que hay que darle curso administrativo y legal, tal, como se ha procedido. Y también es cierto que esta punta del iceberg, induce a la trama de complicidades que ha venido funcionado aceitadamente para la apropiación de los recursos del IOMA (que no es otra cosa que SALARIO DIFERIDO DE LXS TRABAJADORXS y que, según la ley, no debe usarse para otro fin). Sólo basta consultar los archivos judiciales y periodísticos, para corroborar éste hecho como parte de una larga y lamentable lista de ilícitos de todo tipo. En ésta oportunidad (como en otras) hemos dado nuestro respaldo absoluto y público al curso que se le ha dado a las irregularidades detectadas por parte de las autoridades del IOMA. El transparentamiento del Instituto y el control de los flujos financiero son parte de una reivindicación histórica, que las Organizaciones hemos reclamado. Las organizaciones gremiales que representamos a lxs afiliadxs en la Provincia de Buenos Aires no venimos pensando y discutiendo el Instituto desde hace 6 meses. Tenemos acumuladas y transitadas cientos de asambleas, reuniones, gestiones, documentos, libros, y hasta proyectos de ley producidos desde las Organizaciones de lxs trabajadores. 

    Acumulamos HISTORIA promoviendo el modelo de IOMA deseado por nosotros. Hemos defendido un principio de SOLIDARIDAD Y DEMOCRATIZACIÓN con EFICACIA SANITARIA como sujetos activos y conscientes de un modelo prestacional que prevenga y atienda nuestra forma de enfermarnos en tanto trabajadorxs, concepto básico de la relación SALUD/ENFERMEDAD/TRABAJO, para lo cual el Instituto ha sido creado. Porque hay que recordar (hay que recordar?) que la “SEGURIDAD SOCIAL” y el “MODELO SOLIDARIO” es una construcción histórica de lxs trabajadorxs desde los tiempo de las primeras y más rudimentarias formas de asociatividad de lxs inmigrantes, incluso antes de la irrupción del Estado en materia de Políticas Sociales. Pero también hay que decirlo, es un conflicto de forma pero no de fondo. Porque, por lo menos hasta donde se sabe, no pone en discusión ni la MATRIZ, ni las PIEZAS, ni el “PEGA-PEGA” que lxs trabajadorxs hemos denunciado a lo largo de gestiones de distinta condición partidaria. La MATRIZ con la que está moldeada la Institución desde hace décadas, se corresponde con un entramado del negocio de la enfermedad y el negocio de la gobernanza. Ése ha sido el propósito primario plasmado en su forma de gobierno y de su organización. Nunca el/la afiliado/a trabajador/a ha sido el centro de las formulaciones de gestión, y tampoco ha sido el sector Público el tributario principal de los recursos. 
    Las PIEZAS han sido siempre el entramado gobierno de turno/corporaciones/industrias más algunos personajes del sindicalismo empresario, jugando en equipo y “siga-siga”. Y el “PEGA-PEGA” es la modelación de una mega estructura administrativa vaciada de todo mecanismo de control y de supervisión pública y social, donde el flujo de dinero se “habilita” y direcciona a través de oficinas claves, cuyas lapiceras valen millones. Todo funcionando para asegurar que el resultado sea siempre EL MISMO: el usufructo/beneficio de esos actores. No hemos escuchado de parte de las autoridades del IOMA el plan que soporta ésta decisión. No está explicitado el rumbo de la presunta “refundación” del IOMA. Lxsa afliadxs venimos soportando una historia de reducción de prestaciones y aumento de los gastos de bolsillo (medicamentos por ejemplo), cuando no el cobro indebido de coseguros y aranceles. La gestión Vidal fue una expresión del vaciamiento del Instituto a costa de sub ejecutar los fondos y usarlos para otra cosa. Este gobierno tiene la posibilidad de cambiar GOBERNANZA POR DEMOCRACIA. Lo verdaderamente instituyente, novedoso y necesario debe ser la democratización del IOMA. 

    El Instituto debe ser conducido por la representación mayoritaria de lxs trabajadorxs. Necesitamos ámbito y tiempo para discutir el INSTITUTO. Con centro en las representaciones de lxs trabajadorxs, y con participación de la totalidad de los actores involucrados que prioricen la salud al negocio, que incluso puede servir de base para una discusión integralizadora del proyecto de salud en la Provincia de Buenos Aires, donde la Pandemia dejará huellas de todo tipo. El Gobierno y en particular Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, tienen esa posibilidad.


    Relacionados