• ATE

    18 de diciembre de 2019

    Opinión

    Por Alejandro Garzón

    Medicamentos: Un bien social

    El nuevo modelo de construcción social que proponemos debe contemplar el acceso de la población a los medicamentos. Por ello, saludamos el acuerdo del actual gobierno con las cámaras empresariales de producción de medicamentos para aplicar una rebaja del 8%, retrotrayendo los precios  al 6 de diciembre y congelándolos al menos hasta el 31 de enero.

    Siempre es bueno que elementos tan esenciales para la salud y el bienestar de nuestro pueblo sean más accesibles. Más aún, en este momento de zozobra en el que estamos inmersos.

    Sin embargo, no debemos olvidar que se estima que es un mercado que en toda la cadena productiva y comercial mueve unos USD 5.000 millones por año, unos USD 400 millones por mes, generando ganancias descomunales para las empresas farmacéuticas.

    Desde ATE consideramos que los medicamentos son un bien social, por lo cual es necesario revertir la concepción mercantil. Para que esta función social se cumpla es necesario detectar cuáles son las patologías prevalentes, realizar un Vademécum social de  medicamentos esenciales y proveerlos a la población que los requiera.

    En ese sentido, también es crucial reforzar y reactivar la producción estatal de medicamentos genéricos que cubra las necesidades de la población y que garantice su acceso a menor costo.


    Relacionados